¿Qué es el staking líquido?

staking liquido

Sin duda alguna, este nuevo término de la industria cripto, el liquid staking o staking líquido, ha supuesto una nueva herramienta DeFi para sacar más rendimientos a nuestras criptomonedas.

Esta nueva tipología de staking de criptomonedas surgió en 2021 con Ethereum, y no ha parado de extenderse a muchas otras criptos y funcionalidades desde entonces.

¿Qué es y por qué hacer staking líquido?

El porqué hacer staking líquido es muy sencillo: Aumenta la rentabilidad de tus inversiones de criptomonedas en DeFi (si lo haces bien claro). Vamos a ver en qué consiste esta novedosa técnica.

Ahora en 2022 muchos proyectos están recurriendo al staking líquido para evitar que los tokens queden bloqueados en un contrato de staking. Con esto se consigue que se cree un nuevo token (derivado) al bloquear los tokens en staking.

Al generarse un nuevo token, el inversor dispone de mayor flexibilidad que con el staking tradicional, ya que ahora dispone de un nuevo token que puede invertir en protocolos de DeFi o incluso vender por otros tokens.

Ya sea por medio de protocolos de liquidez, préstamo u otros, es posible aumentar tu rentabilidad con este token que nace del staking líquido. Algunos de estos protocolos son AAVE, Curve, Sushi, etc.


También te puede interesar:


Liquid staking de Ethereum

La segunda criptomoneda con mayor market cap fue la que inició este movimiento con la migración hacia Ethereum 2.0.

La actualización a Ethereum 2.0 conlleva bloquear tus ETH durante un periodo de tiempo incierto. Por lo que Lido surgió con una funcionalidad que te permitía seguir utilizando tus ETH.

Esta función es el liquid staking de Lido, que te permite obtener el token stETH al bloquear tu ETH. De forma que no podrás disponer de tus ETH pero sí de tus stETH.

Estos stETH podrán ser intercambiados e invertidos en distintos protocolos. Como por ejemplo Curve, donde puedes agregar liquidez en una pool de ETH/stETH y obtener rendimientos por ello (además del rendimiento que se obtiene por tener los ETH en staking).

Además, y MUY IMPORTANTE, no hay impermanent loss al tener ambas criptomonedas el mismo valor.

Criptomonedas con staking líquido

El caso de Ethereum 2.0 ha sido el pistoletazo de salida para muchas más criptomonedas con staking líquido y existen muchos otros proyectos que han incluido esta práctica.

Para que una cripto pueda tener staking líquido, esta debe de tener la posibilidad de dejarlas en staking (obviamente).

Algunas de los tokens que permiten hacer esto son Ethereum para obtener stETH, Acala en su parachain para obtener lcDOT (ya que había que bloquear Polkadot) y Fantom en su wallet oficial para obtener sFTM. Esto también lo podríamos hacer a través de la plataforma Stader, la cual ofrece staking líquido para cardano con su token sFTMx.

Otra gran opción para hacer staking líquido es la que ofrece Benqi con el token AVAX. Lo podemos depositar en Benqi para obtener sAVAX (el cual da alrededor del 7%) y luego poner este token en una pool de liquidez de AVAX-sAVAX para obtener un mayor rendimiento (que puede ser un 7% adicional perfectamente).

Por último, muchos exchanges como KuCoin permiten acceder a la función de staking líquido con criptomonedas que nativamente no tienen esta función. De forma que es el propio exchange quien genera ese token y te deja utilizarlo en su propio exchange.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.